lunes, 15 de junio de 2009

Niveles de guerra espiritual




Los niveles de guerra espiritual
están bien definidos y a través de su comprensión podemos entender mejor la forma de operar del enemigo tanto en la gente, como en distintas zonas geográficas.

Estos niveles son 3 y son los siguientes:

NIVEL TIERRA (corazón)
NIVEL OCULTISMO (espiritual)
NIVEL AIRE (estratégico)

NIVEL TIERRA (CORAZÓN)
El nivel denominado "TIERRA", comprende a los espíritus de menor grado que operan sobre las personas de 4 maneras diferentes.

Aquí es donde podemos ver como un individuo es sometido por los poderes de las tinieblas afectando su espíritu, alma y cuerpo.

Enajenación: esta manifestación es la más fuerte y peligrosa, ya que la persona está controlada totalmente, o sea, que su espíritu, su mente, su voluntad y su cuerpo, son sometidos por él ó los espíritus que están dentro de la misma.

En este caso los espíritus operan desde el interior de la persona.

(Lucas 8:27 "Al llegar él a tierra, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros").

Posesión: esta manifestación difiere de la anterior en que el espíritu inmundo no tiene el control total de la persona, sino parcial. Esto quiere decir que la misma puede tener control de su voluntad. Aquí también los demonios operan desde a dentro de la persona.

(Marcos 9:17-18 "Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron").

Opresión (atormentar): en esta forma de manifestación, el espíritu opera desde afuera de la persona afectando un área de su espíritu, de su mente ó de su cuerpo. En el caso del espíritu, el desanimo, el cansancio excesivo, el ver todo negativo, son evidencia de influencias de esta clase. En el caso de la mente, los bloqueos mentales, la falta de concentración, etc., y en el caso del cuerpo, enfermedades diversas.

Es importante destacar que en el caso de los cristianos, la opresión demoníaca se manifiesta como consecuencia de puertas abiertas en su vida (pecado, falta de confianza en Dios, falta de perdón, temor, ira, odio, etc.) ó bien porque Dios lo permite con el propósito de formar el carácter del cristiano. La diferencia entre una y otra es que si es porque Dios lo permite, es por un tiempo y siempre se termina con mayor madures espiritual.
(Lucas 6:18 " ... y los que habían sido atormentados de espíritus inmundos eran sanados").

Influencia (Tentación): esta influencia esta dada básicamente en manifestaciones externas, las cuales son producidas en el entorno de la persona a través de situaciones que intentaran llevarla a pecar. También se manifiesta induciendo pensamientos negativos, perversos, etc., que de no resistirlos oportunamente, se pueden tornar bastantes peligrosos. Estos tipos manifestaciones, van mas allá de tener ó no puertas abiertas en la vida y los creyentes son el principal objetivo de la misma.

(Lucas 4:13 "Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo").

Fortalezas Espirituales: se denomina así a los patrones de conducta ó estructura rígidas alojadas en la mente de una persona la cual adquiere a través de distintos tipos de influencias a lo largo de la vida. Este tipo de influencias puede darse a través de espíritus inmundos, personas, cultura, tradiciones, música, tv., pecado, iniquidad, etc. Este fenómeno se manifiesta en forma individual ó colectiva. Algunas formas de manifestaciones son: "La religiosidad, el fanatismo, el humanismo, la secularización, el ateísmo, los temores, la violencia, etc.

"(Jeremías 9:14 "antes se fueron tras la imaginación de su corazón, y en pos de los baales, según les enseñaron sus padres").

FORMA DE MINISTRAR:

La forma de ministrar liberación a las personas lo veremos en la sección de "SANIDAD INTERIOR".

NIVEL ESPIRITUAL (OCULTISMO)

El segundo nivel está relacionado con el "OCULTISMO" y opera a través de trabajos, maldiciones, conjuros, encantamientos, hechizos, magia, etc., y sus distintas manifestaciones. (Hechos 19:18-19 Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que eran cincuenta mil piezas de plata). Este tipo de cosas son llevadas a cabo por brujos, magos, hechiceros, pae, espiritistas, adivinos, parapsicólogos, etc., los cuales trabajan tanto sobre personas como territorios.

En muchas ocasiones vemos en la calle, ofrendas compuestas de elementos tales como maíz, caramelos, pochoclos, bebidas, velas y gallinas muertas, las cuales pertenecen a los grupos afrobrasileros como el "Umbandismo".

Estas ofrendas son realizadas para manifestar dos rituales diferentes; el primero es delimitar un territorio y el segundo agradecer el favor de un espíritu determinado que mora en el mismo lugar donde se encuentra la ofrenda mencionada.

Normalmente al hablar de ocultismo lo asociamos con sacrificios, pactos de sangre, danzas ritualistas, trabajos con velas de colores, etc. Sin embargo existen otras formas de ocultismo muy sutiles que se disfrazan de ciencia ó formas elevadas de espiritualidad a las que muchas personas se adhieren pensando que se trata de algo bueno para ellos. Tal es el caso de la "Nueva Era" y la Masonería de lo cual hablaremos oportunamente. Un punto importaste a tener en cuenta es que los grupos ocultistas encuentran gran oposición en los evangélicos y tratan de frenar la expansión del evangelio, realizando trabajos en contra de los pastores y lideres de las iglesias, maldiciendo sus vidas. Un caso concreto de esto a nivel internacional fue la convención de Brujos en Colombia el 31 de Octubre de 1998, donde el objetivo principal fue justamente, orar en contra de los pastores y maldecirlos. Esta fecha fue elegida en concordancia con Halloween (Celebración de origen Celta, donde se invocan espíritus de muerte).

En cuanto a las personas inconversas, Satanás ha desarrollado estrategias basadas en el temor y la sugestión, motivando a muchos a depender de amuletos y talismanes y a buscar la protección de los llamados espíritus guía ó guardianes espirituales.

En el nivel de ocultismo, conocer las actividades de los grupos satánicos existentes en nuestra ciudad, puede ayudarnos a entender su modo de operar y a tener mayor eficacia en nuestra oración de guerra.

FORMA DE MINISTRAR:

La forma de contrarrestar los efectos de este tipo de manifestación de las tinieblas es orando de la siguiente manera:

Adoración (reconocer a Dios por lo que Él es y por sus atributos)

Pedir al Espíritu Santo, revelación.
Romper todos los trabajos realizados por los Umbandista, hechiceros, sacerdotes de la nueva era, curanderos, espiritistas, parapsicólogos, etc., sobre los pastores, lideres, miembros de su iglesia y sobre su ciudad. Deshacer todo tipo de maldiciones, sobre los pastores, lideres, miembros de su iglesia y sobre su ciudad. Atar a los espíritus guías que operan a través de ellos. Pedir a Dios que el Espíritu Santo, toque las vidas que habitan en su ciudad para que tengan un encuentro con Jesús. Pedir a Dios cobertura de acuerdo a Efesios 6. Adorar a Dios en gratitud por la liberación de estas manifestaciones.

NIVEL AIRE (ESTRATÉGICO)

Aquí es donde la confrontación toma una envergadura muy importante, ya que no tratamos con demonios, sino con principados, potestades y gobernadores. Estos espíritus reciben ordenes directas de Satanás y se les asigna el "control" de un sector geográfico especifico, motivo por el cual se los denomina espíritus territoriales.
Es importante destacar en este punto que los demonios son ángeles que se revelaron en contra de Dios y decidieron seguir a Satanás y que se han sujetado a él a través de un orden jerárquico.
Estas jerarquías, tal como lo hemos visto antes, son los principados (espíritus de muy alto nivel que tratan de controlar a las naciones en base a las estrategias desarrolladas en virtud de las necesidades y el pecado de la gente), las potestades (espíritus de menor poder que los anteriores que implementan las estrategias antes dicha a través de los espíritus de menor grado), los gobernadores (espíritus que ejecutan las ordenes de sus superiores a través de las huestes), y las huestes (espíritus denominados comúnmente demonios que llevan a cabo tareas encomendadas por sus superiores).

FORMA DE MINISTRAR:
La forma de contrarrestar los efectos de este tipo de manifestación de las tinieblas es orando de la siguiente manera: Adoración (reconocer a Dios por lo que Él es y por sus atributos) Pedir al Espíritu Santo, revelación. Atar a los espíritus de menor grado llamándolos por sus nombres. (ej. espíritu de religiosidad te ato en el nombre de Jesús). ver lista al pie. Atar al hombre fuerte de su ciudad (Identifíquelo). Atar a las potestades y principados de su ciudad (identifíquelos). Ordenarles que suelten a las personas que tienen cautivas. Adorar a Dios en gratitud porque Él se manifiesta a través de su oración. IMPORTANTE: La oración de guerra no expulsa a los espíritus territoriales, solo los paraliza para que la gente pueda tomar una decisión por Jesús cuando le predicamos. Estos se irán cuando una gran parte de la población se convierta a Cristo.

Estudios recopilados por el ministerio En la Brecha.
Sitio Web:www.EnLaBrecha.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejanos tus saludos y sugerencias.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Guerra